El CFDI 4.0 ha sido un dolor de cabeza para el 99% de los contribuyentes

 en Sin categoría

El primero de enero de este año 2022 entró en vigor la versión 4.0 del CFDI para sustituir a la versión 3.3. Esto representa un gran cambio si tomamos en cuenta que los contribuyentes llevan más de 5 años emitiendo sus facturas con la versión 3.3.

Teniendo en cuenta la resistencia al cambio, el SAT dio un primer plazo hasta donde estarían aceptado la emisión de ambas versiones, este 1er plazo vencería el 1ero de Julio. Con esto, el SAT dio solo un plazo de 6 meses para ajustarse a las nuevas reglas.

Pero ya después de 6 meses todos ya estamos listos para este cambio, ¿Verdad?

Al parecer los datos nos dicen otra cosa. Según datos del SAT en el presente año se han generado más de 2,299 millones de facturas electrónicas, de las cuales sólo 0.28% son CFDIs de la versión 4.0. Esta es una situación extremadamente preocupante teniendo en cuenta que solo falta 1 mes para que el 1er plazo que dio el SAT venza.

Hay muchas organizaciones como el IMCP o la COPARMEX que le han solicitado formalmente al SAT una prórroga para ampliar la vigencia del CFDI 3.3. El SAT, al observar los datos y las solicitudes de los contribuyentes ha aceptado ampliar el plazo de vigencia del CFDI 3.3 hasta el 31 de diciembre de 2022, por lo cual tendremos otros 6 meses para aprender a emitir facturas en su nueva versión.

¿Pero por qué nos ha costado tanto migrar a la versión 4.0?

Según Ramiro Ávalos Vicepresidente Fiscal del IMCP, uno de los problemas es el rechazo del timbrado de los CFDIs. Esto se debe a que el nombre y el código postal del receptor no son correctos.

Además de este caso, los contribuyentes también han tenido problemas con los siguientes cambios:

Cancelación del CFDI: Sólo se podrán cancelar los CFDIs del ejercicio en curso más no los comprobantes de periodos anteriores.

Cambios en las operaciones: Al emitir CFDIs para el público en general, se deberá validar la información del campo del emisor y establecer datos cuando se genere un CFDI en nombre de terceros.

Operaciones de exportación: El CFDI 4.0 incluye un atributo requerido para expresar si el comprobante ampara una operación de exportación. Para que la factura sea válida, los proveedores deberán incluir en este atributo una clave vigente del catálogo “Exportación”.

Recordemos que si llegamos a emitir CFDIs con errores podríamos ser sujetos a multas económicas y, además, en caso de que intentemos deducir un CFDI que contenga errores, este no se podrá deducir los.

Para hacer más fácil la transición al CFDI 4.0, desde Cloud Core te recomendamos Core Rd, el mejor sistema para validar que todos tus CFDIs tanto emitidos como recibidos cumplan con los requerimientos del SAT, evitando que así, tengas algún problema al intentar deducir CFDIs con errores.

¿Quieres saber más?

¡Haz clic aquí!

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Abrir chat